6 ene. 2006

El cuento del burro


Revisando mis email viejos, tropecé con alguno que envié el 19/12/2000 a una lista de discusión del tema político a la cual estaba suscrito, afortunadamente por la manera en que se desvirtuó el asunto, la lista desapareció, y me pareció interesante publicar ese email, aún creo que tiene muchisima validez, aunque el contexto temporal ha variado un poco, pero no escribo más paja y pongo mi cuento...

Esto es breve:


Este era un burro, al que todos los días el dueño alimentaba colocándole enfrente dos montones de paja, uno más grande que el otro, y el burro siempre comía del más grande, hasta que un día, por un descuido, el dueño le puso dos montones de igual tamaño, el burro se quedó parado tratando de decidir cual de los dos montones iba a comer, y así se quedó el burro al final, sin comer, porque nunca supo que montón escoger.

Esto puede ser largo:

Hagamos un poco de ejercicio mental, usemos nuestra imaginación y para ello valgámonos de la analogía:

Venezuela = Burro (Sin ánimos de ofender, es solo para ejemplificar)

Ellos = un montón de paja (Otra ves, sin ánimos de ofender)

Nosotros = otro montón de paja (¡YA! ¡Seguro que no ofendo a nadie!)

El dueño = Nosotros o ellos, aquellos que pensamos que nadie o que todos tienen la razón, que la culpa es de ambos, o que ambos son inocentes, etc.

Ahora preguntémonos:

  • ¿Será que los montones de paja se ensartarán en una eterna pelea para saber quien alimentará al burro, hasta que este se muera de hambre o la paja se acabe?
  • ¿Será el descuidado dueño, volverá un día y hará montones de tamaños diferentes según sea su criterio?
  • ¿Será eso lo que es mejor para el burro?
  • ¿O para los montones? Al fin y al cabo su último fin es alimentar al burro.

Mi interpretación:


Una vez más, el gris es frío, repugnante (lo siento, de antemano por aquellos que se vean afectados)…

"Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!

Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.”

Apoc. 3:15 y 3:16


¿Dejarás que Venezuela se muera de hambre por no querer hacer parte de un montón de paja?

O por el contrario no serás el dueño descuidado, y harás un montón más grande que otro.

No es mi intención criticar ni sermonear (en forma de regaño) es tan solo edificar, enseñar que no siempre es bueno ser neutral porque puedes ser fácilmente confundido con un apático (a mi parecer es lo que va a ocurrir la más de las veces).

¿No hay muchos cambios verdad?