28 mar. 2006

Seducir vs Cortejar

Como dije en un post anterior, tenia que iniciar una campaña educativa, y este artículo es parte de ella.






Recientemente, me he dado cuenta que el promedio de la gente mezcla, confunde, estos dos términos y hasta he sufrido por, dado que soy claro en lo que quiero pero me confunden las intenciones ajenas, así que me dio por publicar este artículo donde modestamente trato de hacer ver que son dos cosas que se diferencian y no lo hacen sutilmente, comencemos por las definiciones de RAE:

Seducir.
(Del lat. seducĕre).
1. tr. Engañar con arte y maña; persuadir suavemente para algo malo.
2. tr. Atraer físicamente a alguien con el propósito de obtener de él una relación sexual.
3. tr. Embargar o cautivar el ánimo.

Cortejar.
(Del it. corteggiare).
1. tr. galantear (ǁ requebrar).
2. tr. Asistir, acompañar a alguien, contribuyendo a lo que sea de su agrado.

Galantear.
(De galante).
1. tr. Requebrar a una mujer.
2. tr. Procurar captarse el amor de una mujer, especialmente para seducirla.
3. tr. Solicitar asiduamente algo o la voluntad de alguien.
4. tr. ant. engalanar.

Enamorar.
1. tr. Excitar en alguien la pasión del amor.
2. tr. Decir amores (ǁ requiebros).
3. prnl. Prendarse de amor de alguien.
4. prnl. Aficionarse a algo.

Requiebro.
1. m. Acción y efecto de requebrar.
2. m. Dicho o expresión con que se requiebra.
3. m. Persona que tiene relaciones amorosas con otra.
4. m. Ingen. Mineral vuelto a quebrantar para reducirlo a trozos de tamaño aproximadamente igual.

Ya hay material para lanzarse una larga disertación, pero trataré de ser breve. Las personas estamos en la necesidad de clarificar nuestros objetivos, que deseamos, que queremos, si de verdad pretendemos lo que hacemos, he aquí que ocurre que una persona aborda a otra de una manera incorrecta, (nótese la ausencia de género, a mis amigos heterosexuales y homosexuales a todos les pasa lo mismo, digo esto por la variedad de géneros que me leen) es que hay quienes conocen una chica o chico y les produce algún nivel de atracción y ocurre lo natural, sueltan la horda de canes, enfilan los cañones y se inicia el proceso de ... y aquí el problema.. ¿Cortejo? ¿Seducción? ¡Dios!, están confundidos, no saben que hacer, y muchos pretenden cortejar cuando lo que se desea es seducir, o seducir cuando la intención es cortejar, con las respectivas consecuencias, daños emocionales, desilusiones, sensaciones de fracaso, no creo que ninguno de los participantes salgan ilesos, pero siempre es la parte cortejada o seducida la que termina más afectada, razón por la cual quiero exponer la concepción de cortejo y seducción, que a mi parecer debería estar clara para evitar mortificaciones.
Tanto el cortejo como la seducción son procesos binarios, es decir ocurren entre dos, se necesitan dos, si bien cualquiera puede iniciar el asunto, no se avanzará sin la colaboración de la otra persona. Al principio no hay mucha diferencia entre uno y el otro, es el objetivo final, lo que hace la diferencia. Definitivamente la meta de la seducción es sexo, seducir es acercarse a alguien con la finalidad de lograr esos favores, es algo que ocurre, por ejemplo, en un bar y puede terminar en un hotel esa misma noche, (usen condón por favor) luego intercambio de números, si no lo han hecho, y cada quien tome su rumbo. El cortejo es mas sublime, si vemos el frío concepto de la RAE no parece que así fuera, pero lean bien, Cortejar es Galantear y este a su vez es Requebrar a una persona, pero si miramos el significado de Enamorar claramente lo clasifican como Requiebro, de ahí es que resulta lo que es Cortejo, es el proceso de enamorar a una persona, los amores no son banales, no son solo ponte el condón y mañana te llamo, es alguna manera de tocar algo mas allá que la piel de la otra, pero para que quede aún mas claro la seducción puede y de hecho es parte del cortejo, y este no tiene como objetivo final SEXO, eso es un subproducto del mismo, por ende no es lo más importante, tampoco lo es menos, pero no gira alrededor de eso.

El juego de la seducción es un juego demasiado excitante, e interesante, y tener éxito, puede ser una recompensa muy placentera. El juego del cortejo es complejo, de hecho la seducción es parte del mismo, y al final, también hay recompensas placenteras, para aquellos que estén dispuestos y armados de paciencia, porque no es algo de una noche, ni de un día o dos.

Entonces, resumiendo, si la otra persona produce una atracción muy grande, morbo, y se sabe que no se desea emprender algo que no sea intenso ni complicado, entonces se debe seducir, por el contrario si se desea llegar al conocimiento mas extenso de la otra persona, intentar conocerse mas allá del sentido bíblico de la palabra, entonces cortejar es lo que hay que hacer.


Amigos espero que desde ahora el que pueda corteje cuando deba y seduzca si es necesario.