16 abr. 2007

Reapareciendo

No tengo una sola excusa para justificar mi desaparición, en cambio ofrezco un resumen de las múltiples razones por las que solo he leido blogs (y de vaina):

Estudios: que no iban viento en popa, pero que se le puede hacer, no ha sido el mejor semestre de mi carrera, retrasos, retrasos, no comencé mi tesis este semestre, ya lloré un mar por eso, odio los viajes (nunca creí que diría eso)
Trabajo: siempre me ha gustado viajar, pero mucho, y jamás me imaginaba que podía cansarme de viajar, llevo 2 meses viajando, y aún me faltan dos sedes para visitar, ya no quiero ir :( cuando uno viaja el trabajo se le acumula, y para completar la burocracia interna exige que uno pierda tiempo valioso de productividad elaborando tediosos informes sin sentido, yo no justifico la elaboración de un informe si, siendo superisor, sé las atividades detalladas de mis supervisados, y en todo caso un correo electrónico donde me echen el cuento sería suficiente, no apoyo ningún protocolo burocrático que ayude a ralentizar los procesos, ni a desperdiciar el tiempo productivo.
Amor: algún dia dejaré de intentarlo, espero no me lo crean. O a lo mejor le creo a mi amigo, que me dijo que al igual que no todos pueden ser profesionales, no todos estamos predestinados a enamorarnos o casarnos y esas cosas, me niego a esas teorías apocalípticas.
Salud: retomé fuertemente un vicio...dejandolo...otra vez. De resto fresco como una lechuga.
Vida social: total desastre, ¿¿¿con que tiempo??? tengo a mis mejores amigos olvidados, no he podido compartir con ellos tanto como me gustaría, me he perdido de alguna reunión con algunos blogeros, no quiero viajar más.
Blog: sin acceso a internet estable porque a los lugares que voy no hay internet en hoteles (eso es para los 5 estrellas, no sueñen con que me pagan uno así :S) postear no es posible, porque hay que dedicar mucho tiempo, ademas llegar al hotel solo significa: DORMIR PORQUE NO ME PUEDO MANTENER EN PIE.
Afortunadamente la semana santa fue un descanso apra mi, la dediqué a dormir, desconectarme del mundo, a disfrutar de un encuentro casual y gozoso, de dormir mucho y de jugar con mi pc
No tengo tiempo de escribir más, no quiero viajar más, ya es suficiente con la viajadera de Los Teques a Caracas, aún con el medio-Metro.